Por Angelica Bellani. Soy una periodista que siempre investigó y se especializó en DDHH, que he marchado con ABUELAS y LAS MADRES DE PLAZA DE MAYO por años, que dio clases en la ESMA, que escribió libros sobre desaparecidos. Mi causa profesional y personal antes de ser mamá siempre fueron los DDHH.

Pero ayer marche por primera vez por la violación de mis DDHH y los de mi hijo. No relatare la macabra historia personal que mi chiquito y yo tuvimos que vivir gracias a la justicia argentina y que en parte seguimos viviendo, pero si debo decir que cuando una persona acude a un sistema que esta supuestamente diseñado para defenderte, y en cambio te agrede, miente sobre tu persona y maltrata de todas las formas posibles a tu familia y a vos, pisando como en plena DICTADURA todo tu ser, quedas en un estado de destrucción muy difícil de reparar, creo a esta altura que es la meta del PODER JUDICIAL, la destrucción de la victima.

Ayer mientras el Juez Ramos Padilla, hablaba de dictadura judicial, y mis lagrimas no podían contenerse, miraba toda la zona de Tribunales, repleta de miles de personas. Si bien la mayoría de los medios hablan de la CONVOCATORIA K, no vi eso. Estaba rodeada de militantes K pero también de mamás con hijos asesinados y asesinos sueltos, de papas que nunca mas pudieron ver a sus hijos por denuncias inventadas de sus ex mujeres, de jubilados que aun luchan por la reparación de sus pagos, entre otros miles. No fuimos convocados por nada mas que la INDIGNACION, EL DOLOR Y EL BASTA. Pero ante todo para que se sepa que esto NO va a parar. No, no pararemos, porque luego de las batallas libradas, sabemos que el PODER es ciudadano, NO judicial, y que juez no se llama al que se pone o al que le ponen ese mote, sino al que asume ese cargo como una responsabilidad impoluta, donde siempre tiene que bregar por los derechos de todos los habitantes de este país.

Pacíficamente a las 19.30 horas y luego de cantar el Himno Nacional, nos retiramos, el impacto, otro mas, quedo en mi, pero somos millones, 44 millones que tenemos la obligación de exigir que no solo esta Corte, sino que todo el SUPUESTO sistema judicial se vaya y se produzca un cambio radical por el bien de todos nosotros.

Por Angelica Bellani, periodista.

Anuncios

Por admin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.