Por Alejandro Miranda.Se puede decir, sin temor de equivocarnos, que el año político comienza el 1° de marzo con la apertura de sesiones ordinarias del Congreso Nacional, dónde el presidente de la Nación brinda si discurso a todos los presentes y al pueblo argentino por cadena nacional. En el inicio de sesiones del Periodo 140°, Alberto Fernández fue recibido por las y los presidentes de ambas Cámaras del Poder Legislativo; en este caso, Cristina Fernández de Kirchner, presidenta del Senado y Sergio Massa, presidente de la Cámara de Diputados.Cristina y Alberto, se dieron un apretón de ambas manos y con Sergio hubo un abrazo con demostró más cariño por el político de Tigre que por su compañera de fórmula.Al firmar el libro de honor, el presidente escribe ¨Sinceramente¨ y firma. Cristina lee y lo mira.En el recinto de la Cámara de Diputados, están presentes todos los ministros y ministras del gabinete nacional, funcionarios cercanos del presidente, los cuatro jueces de la Corte Suprema, funcionarios parlamentarios, como así también; todas y todos los legisladores que conforman las Cámara de Senadores y Diputados; salvo Máximo Kirchner que anunció que no estará presidente, demostrando una vez más, las diferencias que tiene el legislador con el presidente de la Nación.Las bancas del bloque opositor mayoritario estaban adornadas con la bandera de Ucrania y el diputado Javier Milei se paseaba por los alrededores del Congreso Nacional con la bandera del país invadido por Rusia. ¿Estos legisladores quieren demostrar solidaridad con Ucrania o provocar al gobierno? Quién sabe, pero en la Argentina de hoy, ninguna acción política es inocente. Cada hecho o cada declaración pública puede tener otra connotación y buscará marcar posición o agredir al opositor porque la campaña para ser gobierno ya comenzó…el futuro llego, hace rato.Previo al discurso presidencial, el diputado Mario Negri (UCR) solicitó a Cristina Fernández de Kirchner un minuto de silencio por la guerra, pero esta se lo negó. Ese acto, lo realizó el presidente de la Nación, por las víctimas del COVID-19 y la guerra Rusia – Ucrania. Alberto Fernández señaló que ´la paz del mundo se alteró con la invasión militar de Rusia a Ucrania¨. El discurso presidencial tuvo tres columnas centrales: detallar todo lo que realizó el gobierno en plena pandemia, resaltando que Argentina adquirió hasta el momento 112 millones de vacunas a siete laboratorios de Rusia, India, China Estados Unidos y otros países europeos, como así también, la fabricación de vacunas contra el COVID 19 en nuestro país y que todo argetino0 que se contagió del virus, tuvo una cama para atenderse.También se expresó sobre el crecimiento económico y sostenido que está transitó al Argentina en 2021 y las proyecciones de desarrollo para el 2022. Aumento de las exportaciones, despegue productivo, programa del Pre-Viaje que fue reconocido en la Feria Internacional de Turismo en España por movilizar al sector tan vapuleado por la pandemia. Se entregaron 85000 viviendas, la industria del software se encuentra en pleno crecimiento, aumenta la ocupación laboral en la construcción, se paralizó la pobreza, por citar algunos hechos que destaco el presidente.Hubo anuncios para todos los sectores: proyecto de elaboración de programas de marihuana medicinal que brindará 10000 puestos de trabajo, proyecto de Ley de Empleo Joven, Ley para reformar los servicios de inteligencia, licencia por maternidad y paternidad compartidas, mayor inversión en ciencia, cultura y educación, monotributo productivo, protección a las personas con discapacidad, reforma integral del sistema de administración de justicia federal, destacando que ¨la conformación y funcionamiento de la Corte Suprema de Justicia debe ser objeto de análisis y decisión en este ejercicio legislativo¨.Y llego el acuerdo con el Fondo Monetario Internacional (FMI) que llevó a las polémicas más duras con el bloque PRO.Primeramente, el presidente recordó que la oposición votó en contra al Presupuesto 2022, con esta contundente frase: ¨En estos casi 40 años de democracia, es la primera vez que se rechaza un presupuesto en este recinto, a lo que se debe sumar aquella vez cuando no se trató en 2010. Propusimos un presupuesto que dejamos a consideración del Parlamento con honestidad y humildad, que jamás fue un paquete cerrado, que siempre estuvo abierto a correcciones y mejoras. Dicen que los peronistas manejamos el Congreso como una escribanía, pero lo cierto es que en estos casi 40 años el Congreso Nacional solo ha dejado sin presupuesto a Cristina en 2010 y a mí en este año¨.El presidente confirmó que esta semana llegará al Congreso el texto del acuerdo con el FMI para ser tratado; y dio a conocer algunos detalles, como que por este acuerdo no habrá reforma laboral ni previsional. El primer mandatario aclaró que no habrá más tarifazos en Argentina, pero admitió que las tarifas eléctricas subirán por sobre el 20%. También, destacó que no habrá políticas de ajuste ni restricciones de los derechos de las y los jubilados. ¨El acuerdo no resuelve el problema de la deuda externa, pero da un paso importante en esa dirección. Se iniciarán los pagos en 2026 para terminar en 2034″, destacó Alberto Fernández.Pero el momento de mayor tensión fue cuando el presidente dijo: “El año pasado, a través del Decreto 8/2021 instruí a la Procuración del Tesoro para que iniciara una querella criminal tendiente a establecer la verdad y las responsabilidades sobre este endeudamiento. Este Acuerdo tampoco releva al Poder Judicial de avanzar en esa investigación. Los argentinos y las argentinas tienen el derecho de saber cómo ocurrieron los hechos y quienes fueron los responsables de tanto desatino”.Después de esto, diputados y senadores del PRO se levantaron y se fueron muy ofendidos y demostrando una sensibilidad inflacionaria cuando se señala al macrismo por el dinero que solicitaron al FMI que llevaron al descalabro financiero que atraviesa la Argentina.Pero no toda la oposición se fue. El radicalismo, lavagnistas, la Coalición Cívica de Carrió, el sector libertario, de López Murphy, bloques provinciales y la izquierda se quedaron en el recinto. Inclusos algunos criticaron el accionar de los macristas. La política tiene que estar a la altura de este momento de la historia, donde el país necesita de todas y todos para desarrollarse. Especulaciones y sobreactuaciones están de más. Se necesita más Sensatez que Sentimientos.

Anuncios

Por admin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.