Por Alejandro De Miranda.

El entendimiento o acuerdo preliminar con el Fondo Monetario Internacional (FMI) trajo calma a los mercados y cierto malestar en todos los sectores políticos…oficialistas y opositores. Y cuando hablamos de Todos, hablamos del Frente de Todos y en su Máximo expresión.

Por medio de una carta, método que eligió el Kirchnerismo en los últimos tiempos para expresar su opinión, el presidente del bloque Frente de Todos de la Cámara de Diputados, Máximo Kirchner, renunció a su cargo por no estar de acuerdo con el resultado obtenido con el FMI.

En la misiva, el hijo de la vicepresidenta y líder de la agrupación política La Cámpora, señaló que rechaza ¨la estrategia utilizada¨ y ¨mucho menos los resultados obtenidos en la negociación con el Fondo Monetario Internacional (FMI), llevada adelante exclusivamente por el gabinete económico y el grupo negociador que responde y cuenta con la absoluta confianza del presidente de la Nación, a quien nunca dejé de decirle mi visión para no llegar a este resultado¨.

Máximo agregó ¨Permaneceré dentro del bloque para facilitar la tarea del presidente y su entorno. Es mejor dar un paso al costado para que, de esa manera, él pueda elegir a alguien que crea en este programa del Fondo Monetario Internacional, no sólo en lo inmediato sino también mirando más allá del 10 de diciembre del 2023¨.

Se lo comunicó al presidente y el primer mandatario expresó ante los medios que Máximo se lo había comunicado a la vicepresidenta y que ella, No estaba de acuerdo con la decisión que tomó su hijo. Alberto Fernández también manifestó que Cristina Fernández de Kirchner, ¨tiene sus matices con el tema del Fondo, pero el presidente soy yo y hay un punto en el que tengo que tomar las decisiones y resolverlo¨.

En nuestro programa radial, ¨Ciudad Imaginaria¨, lunes de 11.00 a 13.00 por Radio Conexión Abierta; decíamos que en todos los bloques políticos existían diferencias por el preacuerdo que llegó el gobierno con el FMI, y en las próximas semanas veríamos como se moverían esas piezas y al momento de votar sobre el tema en el Congreso Nacional, sabríamos el resultado y el grado de responsabilidad existente en la clase política porque llegar a un acuerdo con el FMI no es solo un problema del gobierno sino de toda la dirigencia y todos los sectores productivos del país.

En este contexto, el gobierno tiene que sacar provecho de la situación. Y sentir que a veces menos, es más. La renuncia de Máximo Kirchner a presidir el bloque oficialista en la Cámara Baja, puede leerse como algo negativo, pero si quieren profundizar la situación, puede tomarse como un favor del Kirchnerismo para el gobierno, para que otra diputada o diputado presida el bloque y defienda el camino tomado por el gobierno central desde ahora hasta el final del mandato en 2023.

Quizás Máximo Kirchner, no quiera o no pueda defender lo que no sienta y eso es muy honesto de su parte. Y a nadie deba sorprender que en el gobierno haya diferencias. O no sabíamos que Alberto Fernández, Cristina Fernández de Kirchner y Sergio Massa tienen miradas distintas que lo han expresado desde ante de formar este frente político que preside al país desde el 2019.

¿Y en la oposición, todas y todos piensan igual? El sector libertario, tan de moda en estos tiempos, desde el 10 de diciembre de 2021, cuando asumieron sus bancas, los diputados José Luis Espert y Javier Milei, tienen bloques distintos y han expresado diferencias en varios temas, incluido este preacuerdo con el FMI.

¿Y en Cambiemos? Desde la GestaPro, las escuchas macristas hasta en el preacuerdo con el FMI, Horacio Rodríguez Larreta, Ricardo López Murphy, Patricia Bullrich, Gerardo Morales, Martín Lousteau, Elisa Carrió, Mauricio Macri, Facundo Manes, y siguen las firmas, tienen diferencias que a veces suenan irreconciliables y sin embargo allí están.

En definitiva, quién esté libre de pecado y no tenga diferencias políticas con sus propios aliados que tire la primera piedra y eso parece que no sucede en ningún sector político que se han unido por mera conveniencia electoral…y esto no debe tomarse como algo negativo, sino para demostrar lo que es en verdad.

De ahora en más, a partir de este entendimiento con el FMI y esta renuncia; el año 2022 ha comenzado, y el gobierno debe gobernar y priorizar el camino elegido. Quizás haya comenzado el Albertismo y si el resultado es positivo será enhorabuena.

A veces, menos, es más, y desde allí se deberá construir…al Máximo.

Anuncios

Por admin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.