En el Día Internacional de Tolerancia Cero contra la Mutilación Genital Femenina, el Santo Padre elevó su voz para denunciar que, “aproximadamente tres millones de niñas se someten a este procedimiento cada año, a menudo en condiciones muy peligrosas para su salud. Esta práctica, desgraciadamente extendida en muchas partes del mundo – precisó el Pontífice – degrada la dignidad de las mujeres y atenta gravemente contra su integridad física”.

Asimismo, el Papa Francisco recordó que, el próximo martes, 8 de febrero, memoria litúrgica de Santa Josefina Bakhita, celebraremos la Jornada Mundial de Oración y Reflexión contra la Trata de Personas. “Se trata de una herida profunda – precisó el Pontífice – motivada por la vergonzosa búsqueda de intereses económicos sin ningún respeto por la persona humana. Vemos a muchas niñas en las calles, que no son libres, son esclavas de los traficantes, que las mandan a trabajar y si no traen el dinero, las golpean. Esto está ocurriendo en nuestras ciudades hoy en día. Pensemos realmente en ello”.

Anuncios

Por admin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.