Por Jorge A. Ávila.

Las llamas volvieron a devastar una parte del territorio nacional, en este caso la provincia de Corrientes, donde se perdió un diez por ciento de bosques y humedales. El estado de emergencia se mantiene por más de una decena de focos activos de incendios, que afectan principalmente al norte provincial, por lo cual gobierno nacional reforzó su paquete de medidas de mitigación con la gestión de ayuda internacional, precisaron fuentes oficiales. El ministro de Ambiente y Desarrollo Sustentable, Juan Cabandié fue a Corrientes, donde se reuniócon el gobernador Gustavo Valdés. Al respecto, el funcionario nacional comunicó a través de Twitter que, junto a Valdés, «continuamos coordinando las acciones de combate del fuego en la provincia». Fuentes de la cartera ambiental indicaron que Cabandié recorrió San Alonso, un paraje en los Esteros del Iberá, al tiempo que el viceministro del área, Sergio Federovisky, mantenía un monitoreo en territorio en la zona de Ituzaingó. Se trata del norte provincial, donde desde la costa del río Paraná, hasta la del Uruguay, más de una decena de focos ígneos permanecían activos, según reportaron fuentes locales y nacionales. Cabandié, que además de Federovisky estuvo acompañado por el director del Servicio Nacional de Manejo del Fuego (SNMF), Alberto Seufferheld; y la secretaria de Coordinación Militar en Emergencias del Ministerio de Defensa, Inés Barboza, recorrió un campamento de brigadistas ubicado en la localidad de San Miguel. En la ocasión, el funcionario nacional expresó: «La situación es muy compleja. Hay fuegos dispersos en varios puntos de la provincia, lo cual dificulta más. Se siguen prendiendo campos, hay una práctica muy arraigada de prender”, añadió. Asimismo, respecto a este tipo de prácticas, el titular de la cartera ambiental nacional explicó: “El fuego es parte para la limpieza de campos, lo que se llama quemas controladas, pero ya no son posibles de controlar debido a las consecuencias del cambio climático. Hemos propuesto que al interior de cada provincia se limite considerablemente la práctica de la quema porque estamos en el marco de una emergencia ígnea e hídrica”. El diagnóstico de la situación  era de “alivio relativo”, dijo por su parte Federovisky al, al explicar que si bien disminuyó la temperatura, hubo cielo nublado y se registraron algunas lluvias, no fueron en la cantidad esperada. Dado el apremio por los incendios rurales, el Estado nacional gestionó en las últimas horas la colaboración especializada para el combate del fuego en Corrientes de Rusia, Francia, Estados Unidos y Chile, informaron fuentes oficiales.“Todos se han mostrado sumamente receptivos y requerida precisión de la situación en Corrientes para conocer los requerimientos como ser de aviones o helicópteros, por ejemplo”, señaló Federovisky.

 “Los pronósticos son complejos por lo cual es imposible decir qué pasará en las próximas horas, pero esperábamos más lluvias para el fin de semana tanto como para hoy (por el lunes) y eso ocurrió en menor medida por lo que podemos decir que el alivio es relativo”, añadió el funcionario.


Cómo sigue el clima


Por otra parte, el Servicio Meteorológico Nacional (SMN) emitió este lunes un alerta meteorológica por lluvias intensas, ráfagas y ocasional caída de granizo en las ciudades correntinas de Bella Vista, Concepción, Curuzú Cuatiá, Empedrado, Goya, General Paz, Ituzaingó, Lavalle, Mburucuyá, Mercedes, Saladas, San Luis del Palmar, San Miguel y San Roque, algunas de ellas afectadas por los incendios que se desarrollan en la provincia.
Por su parte, el ministro de Agricultura, Julián Domínguez, adelantó que el Gobierno trabaja en un plan de emergencia para la ganadería correntina, que incluye el traslado de animales, y aseguró que «el problema de Corrientes se convierte en un problema nacional» por la reducción de la oferta de carne en el mercado nacional y de exportación. Desde la ciudad correntina de Mercedes, el ministro adelantó que está trabajando en un «plan de contingencia de inmediato para la ganadería y de mediano plazo para el resto de las cadenas; un plan de mediano-largo para la recuperación productiva de cinco años, con el INTA y el Senasa y en coordinación con el ministro de Producción de la provincia de Corrientes». Indicó que la ganadería de esta provincia cuenta con 4,6 millones de cabezas y representan «más del 10% del total de la ganadería y el 20% de los vientres. Teníamos un programa de trabajo que hubo que modificar. De las 300.000 hectáreas quemadas -que había tres semanas atrás- hoy estamos cerca de las 800.000, más del 12% de la provincia, afectando especialmente la zona ganadera»señaló Domínguez. y agregó que la situación de la ganadería provincial que abarca a 27.000 productores, de los cuales el 80% son pymes, «complica más al millón y medio de cabezas que ya estaban faltando en la Argentina». A su turno, la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP) anunció este lunes que instrumentará un conjunto de medidas de alivio fiscal para los contribuyentes afectados por los incendios en la provincia de Corrientes. El organismo precisó que entre las herramientas que analiza instrumentar el martes el organismo figura la suspensión de las ejecuciones fiscales y la traba de embargos. También se analiza la prórroga de vencimientos de presentación de DDJJ y el pago de determinadas obligaciones. En tanto, la Dirección General de Aduanas (DGA) agilizó el ingreso al país de las autobombas enviadas desde Brasil para ayudar a combatir los incendios en Corrientes. De esta manera, la AFIP se suma a las medidas de asistencia a los damnificados por los incendios en la provincia de Corrientes, tal como se anunció el domingo con el otorgamiento de créditos a tasas bonificadas por unos $500 millones o el aporte de la cartera agropecuaria por otros $ 200 millones. A su vez, el gobernador correntino Valdés informó a través de Twitter que requirió ayuda formal a la Unión Europea, mientras que arribaban 70 brigadistas de Bolivia. La provincia y el ministerio que conduce Cabandié también conformaron una comisión de trabajo para las provincias de Corrientes y Chaco para coordinar acciones conjuntas con el objetivo de rescatar, contener y reinsertar especies de la fauna silvestre en peligro debido a los incendios forestales.

Tras las ultimas lluvias y primeras cenizas, resta esperar que todos los sectores involucrados apliquen su mayor esfuerzo para que lo ocurrido en Corrientes no se replique en otras regiones y provincias, como ha acontecido en reiteradas ocasiones. Un Plan de Manejo del Fuego eficiente, con medios y financiación adecuada, es impostergable para el país.

Anuncios

Por admin

Un comentario en «El infierno de Corrientes»

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.