El Ejército ruso bombardea con fuerza el estratégico puerto de Mikolaiv y otros enclaves del sur de Ucrania. Su captura sería un avance importante en su camino hacia Odesa.

Las tropas rusas están atacando con fuerza este lunes en el sur de Ucrania, donde han bombardeado la ciudad de Mikolaiv, entre la localidad de Jersón, capturada la pasada semana, y Odesa, la principal urbe en la costa del mar Negro, aún bajo control de las autoridades ucranias. Mikolaiv, de 480.000 habitantes y con uno de los tres puertos más grandes del país, ha estado bajo bajo el fuego del ejército ruso desde hace días, aunque el viernes, el Ejército ucranio logró repeler una ofensiva. En la mañana de este lunes, en el duodécimo día de la operación lanzada por el presidente ruso, Vladímir Putin, sus tropas han lanzado un nuevo ataque de artillería contra la ciudad. Su captura sería un avance importante en su camino hacia Odesa y otro punto más de control de la costa hacia el mar Negro. Según el último balance de la ONU, 351 civiles han perdido la vida desde el pasado 24 febrero, primer día de la ofensiva.

Los ataques se han cebado también con Járkov, al norte del país, mientras se estrecha el cerco contra Kiev, la capital, que se prepara para resistir. Por su parte, Rusia ha anunciado que mantendrá un alto el fuego temporal este lunes para que la población de la capital y de otras localidades como Mariupol, Járkov o Sumi, las tres golpeadas por la bombas rusas, salgan a través de corredores humanitarios, si bien la mayoría de las rutas mostradas por Moscú hasta el momento, conducirían a ciudades rusas o a Bielorrusia, según el Ministerio de Defensa. Un portavoz del presidente ucranio, Volodímir Zelenski, ha señalado este lunes que sus compatriotas deberían tener derecho a ser evacuados al territorio del país y que la postura rusa sobre los pasillos es “completamente inmoral”. Más de 1,5 millones de personas han abandonado sus hogares para huir de la violencia.

El Gobierno de Kiev ha asegurado que tiene información de que Rusia está preparando grandes ataques este lunes contra el corazón de ciudades, ante la pérdida de efectivos y el avance más lento de lo esperado. Las autoridades ucranias han denunciado bombardeos a objetivos civiles y crímenes de guerra. Una de las urbes que está padeciendo más ataques es Mikolaiv, situada en el flanco izquierdo de la península ucrania de Crimea, que Rusia se anexionó ilegalmente en 2014 y que ha convertido en fortaleza militar y lanzadera para la invasión.

POR MARÍA R. SAHUQUILLOLUIS DE VEGA el PAIS INTERNACIONAL.

Anuncios

Por admin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.