Por Raúl Sánchez.

Siempre pensando en su candidatura presidencial 2023, Horacio Larreta salió a criticar que de la “renta extraordinaria”, producto del aumento de los precios a nivel mundial, se aplique a ciertas empresas un impuesto para redistribuir esos ingresos en las familias con más necesidades y trabajadores precarizados.

El mundo está inmerso en este debate, donde la inflación (aún en niveles inferiores a la de Argentina) en países como E.E.U.U., Brasil, Alemania, aumenta con récords que no se dieron en décadas.

Mientras tanto en nuestra Ciudad, hoy aumenta 30% el transporte de taxis, acumulando la bajada de bandera casi un 100% en un año. El o la taxista debe tener sus argumentos por los cuales necesita que se dé dicho aumento.

Lo hipócrita es la actitud de nuestro jefe de Gobierno, donde no sólo aumenta la tarifa de taxis, sino también el impuesto de Alumbrado, Barrido y Limpieza, y no regula todo el circuito de traslados de pasajeros que se da en las aplicaciones que sirven para transportar personas. La misma hipocresía para no opinar sobre la ley de alquileres, o para no resolver los problemas estructurales de las escuelas.

Raúl Sánchez: Vicepresidente de BICE Fideicomisos. Docente UBA y UNLAM.

Anuncios

Por admin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.