La Decimocuarta ya es nuestra. La leyenda del Real Madrid en la Copa de Europa continúa. El rey de la competición venció al Liverpool en París y culminó una edición memorable en la que ha protagonizado momentos épicos que quedarán para siempre en el recuerdo. Un gol de Vini Jr. en la segunda parte decidió una igualada final en la que Courtois estuvo inconmensurable y en la que el apoyo del madridismo volvió a ser clave en el Stade de France.

La final más repetida de la historia, que comenzó con 36 minutos de retraso por problemas en el acceso de los aficionados al estadio, arrancó con el Liverpool presionando arriba y el Madrid buscando la espalda de la defensa inglesa. El encuentro se jugaba cerca del área madridista y, en el 16’, Courtois apareció por primera vez para sacar un tiro de Salah. Esa ocasión dio paso a unos minutos de empuje de los de Klopp. Thiago y Salah lo intentaron desde la frontal y Mané estuvo a punto de hacer el primero con un disparo que desvió al palo Courtois (21’).

Poco a poco, el Madrid logró rebajar la presión del Liverpool y encadenar varias posesiones largas. Vini Jr. lo intentaba por la izquierda, pero faltaba generar ocasiones claras sobre la portería de Alisson. Mientras Salah, de cabeza, volvió a encontrarse con Courtois (34’) y Henderson, con un potente disparo desde la frontal, no vio portería (41’). Fue la antesala del gol anulado a nuestro equipo. Valverde pugnó por un balón de Benzema dentro del área y, tras rebotar en Fabinho, volvió a llegar al delantero francés para que batiera a Alisson. Sin embargo, el árbitro no dio validez al tanto a instancias del VAR y la final llegó al descanso en tablas.

Salió mejor el Madrid en la reanudación, imprimiendo el ritmo de juego que le interesaba. Y pronto obtuvo su recompensa. Incorporación por la derecha de Valverde, que centró para que Vini Jr. marcara a placer en el segundo palo (59’). Con el marcador en contra, el Liverpool adelantó sus líneas. En el 64’, un disparo colocado de Salah obligó a la estirada de Courtois. Cuatro minutos más tarde, el belga volvió a salvar ante el delantero egipcio.

El encuentro llegaba a su recta final con todo por decidir. El Liverpool seguía buscando el empate, pero el Madrid podía sentenciar a la contra. En el 82’, otra parada espectacular de Courtois en el mano a mano frente a Salah mantuvo la ventaja blanca. Ceballos Camavinga, que habían salido de refresco, pudieron hacer el segundo. El Liverpool colgaba balones pero el marcador no se movió más. El pitido final daba paso a una fiesta en el césped y en la grada. La Decimocuarta cierra una temporada impresionante en la que nuestro equipo ha conquistado Champions, Liga y Supercopa de España.

FUENTE: REAL MADRID.CRÓNICA. 28/05/2022. Javier García. Fotógrafo: Antonio Villalba, Helios de la Rubia y Víctor Carretero

Anuncios

Por admin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.