El jefe de Gabinete, Juan Manzur y el ministro de Economía, Martín Guzmán, brindaron este viernes una conferencia de prensa en el Palacio de Hacienda, en la que se brindaron detalles sobre el acuerdo alcanzado con el Fondo Monetario Internacional (FMI) para refinanciar el préstamo stand by tomado en 2018 por la administración de Juntos por el Cambio.

En este marco, el Ministro destacó que “se logró que la Argentina llegue a un acuerdo de políticas con el FMI sin políticas de ajuste” y que el entendimiento alcanzado con el organismo permitirá refinanciar la deuda “sin socavar las oportunidades de desarrollo de nuestra Nación” y continuar en la senda de “más creación de empleo, más producción, más agregación de valor y más estabilidad”. Además, Guzmán aclaró que “se mantendrán todos los derechos de nuestros jubilados y jubiladas” y que no habrá “ninguna reforma laboral” ni “privatización de empresas públicas”.

“El acuerdo es una alternativa que es la razonable; se llegó al mejor acuerdo que se podía lograr y el Presidente de la Nación tomó la decisión de darle esta tranquilidad a las argentinas y argentinos”, añadió el titular de Economía.

Asimismo, el Ministro adelantó que “política cambiaria va a seguir en la línea en la que se ha venido llevando a cabo” y que no existirá habrá “ningún salto cambiario”. “Se plantea una meta para 2022 de crecimiento de las reservas internacionales de 5.000 millones de dólares”, agregó.

Por su parte, el jefe de Gabinete, aseguró que “la decisión política era acordar en el marco de respetar el crecimiento del país, y hoy podemos confirmar que este acuerdo apunta a un camino de la producción y fundamentalmente el trabajo”. En esta línea, Manzur hizo hincapié en que “lo que anunció hoy el Presidente de la Nación busca dar certeza, previsibilidad y sustentabilidad a las políticas públicas en el marco del crecimiento que ha venido experimentado la Argentina”.

Durante su exposición, explicó el marco general acordado, que consta de dos bloques: el esquema de políticas macroeconómicas y las medidas que promueven el crecimiento de mediano plazo y una estabilidad duradera. En este sentido, el Ministro afirmó que se consensuó una “política fiscal que no inhiba la continuidad de la recuperación”. De esta manera, indicó que habrá “una reducción gradual del déficit fiscal sobre la base de una economía que se recupera” y que para el año 2022 se proyecta un déficit fiscal primario de 2,5% del PBI; para 2023, 1,9%; y para 2024, 0,9%.

En cuanto a la política monetaria, el Ministro aseguró que se prevé una “reducción gradual pero decidida de la asistencia monetaria que realiza el Banco Central al Tesoro” y anticipó que este año, “el financiamiento monetario será de 1% del PBI; en 2023 alrededor de 0,6%; y en 2024 este será cercano a 0”. “Se apunta a converger en una situación en la cual no haya más financiamiento sistemático del Banco Central al Tesoro”, agregó.

En otro sentido, el Ministro afirmó que hubo consenso con el FMI en que “la inflación es un fenómeno multicausal”, que incluye un factor productivo, problema que se atacará con “un conjunto de políticas que apuntan a promover el desarrollo de los sectores que tienen capacidad de generar divisas en nuestra economía”.

En cuanto a la política monetaria, Guzmán sostuvo que se aplicará “una estructura de tasas de interés reales positivas”. Además, remarcó que “los acuerdos de precios van a tener un rol y un espacio importante en el esquema inflacionario” y que el Estado seguirá teniendo un “rol coordinador” que contribuye a “anclar expectativas”.

En relación al nuevo programa acordado con el FMI, el Ministro detalló que “se ha negociado un financiamiento por un equivalente al monto de lo que fue el programa stand by que había acordado el gobierno anterior; es decir, de alrededor de 44.500 millones de dólares”. “Va a haber revisiones y en cada una de ellas, desembolsos. Con esos desembolsos se irán haciendo los pagos del programa que había acordado el gobierno anterior y el remanente se utilizará para ir acumulando reservas”, puntualizó.

Con respecto al crédito récord stand by del 2018, Guzmán señaló que “resultó en un profundo fracaso y deterioro de la situación económica y social en la Argentina”, y recordó que el FMI reconoció que “falló, que no logró alcanzar ninguno de los objetivos que se había planteado, tanto en la esfera económica, como en la esfera social, y en la financiera”.

Por último, el titular del Palacio de Hacienda finalizó su exposición invitando “a todos a acompañar este proceso”. “También invito a la oposición. El programa va a ser más robusto si el apoyo social y político es más amplio”, concluyó.

Anuncios

Por admin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.