Rafael Nadal hace historia al convertirse en el primer jugador de tenis masculino en ganar 21 Grand Slam.

Con su victoria en el Abierto de Australia, Nadal completó 21 títulos en los cuatro torneos mayores del tenis profesional.

La final, que se disputó en Melbourne, se resolvió con una remontada épica de Nadal (2-6, 6-7, 6-4, 6-4 y 7-5), que se enfrentó al ruso Daniil Medvedev, en un partido que se prolongó más de cinco horas.

Nadal, de 35 años, supera con esta victoria a Novak Djokovic y Roger Federer en la carrera del Grand Slam.

Respaldado por una ruidosa multitud en Melbourne, Nadal jugó un partido extraordinario.

En ausencia del deportado Novak Djokovic y del lesionado Roger Federer en el Abierto de Australia, Nadal se ha adelantado a sus grandes rivales en la carrera por terminar con la mayor cantidad de títulos importantes de individuales masculinos.

Por su parte, Medvedev, de 25 años, aspiraba a convertirse en el primer hombre en la era Open en ganar sus dos primeros majors en Grand Slams consecutivos.

El logro de Nadal se produce solo unos meses después de una lesión en el pie arrastra desde hace años y que casi le deja fuera de la competición.

«No sabía si iba a volver a jugar al tenis hace mes y medio y es increíble verme ahora aquí con el trofeo en la mano. Muchas gracias por el apoyo de todos», dijo tras la entrega del trofeo.

«Es sin duda uno de los momentos más emocionantes de mi carrera».

Nadal agradeció a su equipo y a su familia «por estar en los momentos de más dificultad», y a la organización del Abierto de Australia por su «extraordinario» trabajo en la organización del torneo.

La lesión lo limitó a un solo torneo en los últimos siete meses de 2021, mientras que un brote de coronavirus a mediados de diciembre lo dejó «muy enfermo, con fiebre».

Esos contratiempos significaron que el Abierto de Australia fuera únicamente el segundo evento competitivo de Nadal en cinco meses, después de haber ganado un torneo de preparación en Melbourne Park a principios de enero.

Nadal selló la victoria a las cinco horas y 24 minutos de partido, a las 01:11 (hora local de Melbourne).

Fue la segunda final de Grand Slam más larga de la historia, a solo 30 minutos de la final de 2012 en Melbourne Park, cuando Nadal perdió ante Djokovic.

«Dejando caer su raqueta al suelo, se quedó inmóvil y boquiabierto, con las manos en las caderas. Después de un cálido abrazo con Medvedev, caminó hacia su equipo y explotó de emoción», relata Jonathan Jurejko, quien presenció el partido en Melbourne.

Después, una «cayó de rodillas, con las manos cubriendo su rostro mientras miraba hacia el cielo».

Anteriormente en su carrera, solo había ganado tres partidos estando dos sets abajo y el último de ellos llegó en Wimbledon en 2007 contra el ruso Mikhail Youzhny.

FUENTE: BBC

Anuncios

Por admin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.