Por Alejandro De Miranda.

Son conocidos y virales los videos que muestran sus bloopers y caídas dentro de la cancha; pero los que lo vieron jugar dicen que es un aguerrido jugador de Futsal. De hecho, su equipo Villa la Ñata fue campeón de la Liga Nacional en 2018.

Algunos pensaban que, por sus obligaciones en Brasil, El Pichichi, no volvería a pisar el verde césped, pero el pasado 8 de mayo volvió a jugar en su amado equipo…y en menos de un mes, volvió a ponerse la camiseta del gobierno nacional.

Cuando muchos lo habían retirado de la rosca política y ser Embajador en Brasil parecía ser una pensión graciable, Daniel Scioli volvió para ser ministro del gabinete de Alberto Fernández.

Su paciencia, mediar con el controvertido presidente brasileño Jair Bolsonaro, su gestión para que productores argentinos exporten al vecino país y la lealtad política demostrada por décadas lo han catapultado a ocupar el cargo de ministro de Desarrollo Productivo de la Nación, tras la salida de Matías Kulfas por diferencias con la vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner.

El presidente Alberto Fernández sacrificó a uno de sus hombres más leales del Albertismo ortodoxo para no romper con La Cámpora y la vicepresidenta. Pero ese espacio no se lo dejó a los K, sino que se recostó en un histórico dirigente del PJ como Daniel Scioli, respaldado por gobernadores peronistas que ha sabido gestionar y convivir con presidentes y presidenta tan disimiles como Carlos Menem, Néstor Kirchner y Cristina Fernández.

Luego de perder las elecciones presidenciales en el 2015 ante Mauricio Macri, Scioli supo replegarse, tomar aire y volver a empezar. Primero fue en 2017 diputado nacional dentro del bloque Unidad Ciudadana que creó Cristina Fernández cuando ella fue elegida senadora por la provincia de Buenos Aires. Luego cuando asumió Alberto Fernández como presidente de la Nación, fue elegido para ser embajador en Brasil.

En plena pandemia, cuando todas las miradas estaban puestas en el área de Salud, El Pichichi, comenzó su trabajo de hormiga y tuvo buenas migas con Bolsonaro y colaboró en las relaciones bilaterales y comerciales entre ambos países; siendo uno de los embajadores más exitoso del actual gobierno.

Comenzó nuevamente a estar en la órbita política y sus allegados dicen que tiene ganas de ser nuevamente candidato a presidente, apoyado en gobernadores del PJ. Trascendió que, si Alberto Fernández no busca su reelección, apoyará al jugador de Villa La Ñata.

A Sergio Massa, que mediaba entre el presidente y la vicepresidenta, se le suma Daniel Scioli, hecho que no es del agrado del presidente de la Cámara de Diputados…y eso que Villa La Ñata queda en Tigre.

En las eliminatorias de fútbol de 1993, la selección nacional perdió por 5 a 0 ante Colombia, y el público en el estadio Monumental silbaba al equipo y pedía por el retorno de Diego Armando Maradona…no voy a comparar al Diego con Daniel, pero pareciera que en política la historia se repite. ¿La vuelta del Pichichi podrá hacer que el gobierno no pierda por goleada? Veremos…Para Alberto, comenzó un nuevo torneo.

Anuncios

Por admin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.