Racing y Boca igualaron 0-0 este domingo en Avellaneda en un partido que ofreció situaciones para todos los gustos.

El equipo local intentó hacerse dueño de las acciones en la primera mitad del cotejo. Y si bien tuvo situaciones para abrir el marcador, sufrió el mismo problema que en el partido jugado en cancha de Lanús, ya que le faltó la efectividad necesaria para doblegar a Rossi. Así las cosas, la etapa inicial finalizó igualada sin goles y con todo por definirse en la hermosa noche de Avellaneda.

Con el paso de los minutos la cosa se empezó a inclinar para el lado Xeneize. El equipo de Ibarra sacó ventajas sobre Racing con los cambios y perfectamente podría haber abierto el marcador en los instantes finales del cotejo. Para la polémica quedará la última jugada, lo cierto es que el encuentro terminó empatado sin goles y con muchas situaciones de riesgo ante las dos vallas.

Suele pasar en los empates sin goles que se ven partidos sin emociones. Pero lo cierto es que en el Cilindro hubo un encuentro que perfectamente podría haber tenido gritos sagrados. Y muchos. Como saldo queda el primer empate de Boca en el torneo y una tabla que muestra al Xeneize con 19 puntos en 13 cotejos. Ahora, el miércoles desde las 21:30, se vendrá Rosario Central a La Bombonera.

Anuncios

Por admin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.