Por Manuel Osiris Villar.

Cuando los hijos están en problemas, no se debe estar ausente, en ningún momento de su vida, sino se los recuerda de una forma u otra; Yo además de estar presente siempre lo recuerdo de esta manera…

ODA A UN HIJO AMADO

Tu eres como el gorrión
que pierde la alegría,
cuando pierde su libertad ;
Tienes en tu corazón
la luz de cada día,
y el sentimiento de la bondad;
Tu eres la razón
que potencia mi vida,
y me aleja de la soledad ;
Tu eres mi ilusión
más querida
aferrada a una verdad… .

«a mi hijo
Lucas Tomás»

Anuncios

Por admin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.